Inicio > Trabajos > Educación Integrada

Educación Integrada

Durante la diputación provincial presentamos un proyecto de Ley para la inclusión y contención en escuelas comunes, de niños, niñas y adolescentes con necesidades educativas específicas. Hoy seguimos trabajando para que la ley sea aprobada a nivel nacional.

Actualmente muchos niños, de todos los sectores sociales, sufren afecciones como TGD (Trastorno generalizado del desarrollo), TDA (Trastorno por déficit atencional), TDAH (Trastorno por déficit atencional con hiperactividad) y TEA
(Trastorno del espectro autista). Cotidianamente, estos niños, niñas, adolescentes y sus familias, viven situaciones con las instituciones escolares donde muchas veces operan mecanismos expulsores de aquel que posee una necesidad educativa específica por no estar adecuadamente preparada o no contar con los recursos necesarios.

Es por eso que la iniciativa apunta a que sea obligatoria la inclusión escolar de chicos con enfermedades que se manifiestan en trastornos de comportamiento o afecciones psicológicas. La idea es que la normativa rija por igual para las escuelas públicas y privadas y que también abarque las distintas preocupaciones que hacen a la incorporación de alumnos con diferentes discapacidades.

La situación es especialmente más grave cuando los padres tienen menos recursos – materiales y simbólicos- como para imponerse en defender el derecho de su hijo a la inclusión en la escuela. El proyecto busca, por ejemplo, evitar las dificultades que padecen quienes no pueden solventar la participación de maestras integradoras, así como también, dar una respuesta favorable a los reclamos extrajudiciales, administrativos o judiciales, orientados a la incorporación a la escuela común. Se propone proteger además, a los alumnos cuya afección fuera diagnosticada luego de su ingreso al establecimiento educativo, ya que el mismo deberá mantenerlo dentro de la matrícula y poner en marcha los mecanismos necesarios para su integración.

El proyecto apunta a proteger tanto a los niños y a sus familias a través de la inclusión, como a las escuelas, facilitándoles los mecanismos que les permitan estar debidamente preparadas para recibirlos. Queremos abrir el debate a nivel nacional sobre una problemática donde hay facilidad de diagnóstico hacia los chicos, y en consecuencia en su derivación a la escuela especial.